Planificación estratégica: 3 herramientas que debes implementar en tu empresa

3-herrmients-de-planificacion-estrategica-que-debes-impementar-en-tu-empresa

La clave para el éxito de tu empresa está en tener una buena planificación estratégica. En el mundo de los negocios, por más simple que parezca una tarea, es importante establecer un plan: definir qué se quiere lograr y a través de qué acciones concretas.

La planificación estratégica se traduce en una guía que te indicará qué camino seguir o qué decisiones tomar para alcanzar cada una de tus metas y objetivos.

A continuación te invitamos a conocer su concepto, sus elementos y cuáles son las herramientas de planificación estratégica que puedes aplicar en tu empresa.

¿Qué es la planificación estratégica corporativa?

Según el economista venezolano y doctor en estudios del Desarrollo, Hercilio Castellano, la planificación es un método para la toma decisiones, cuyo fin es mantener una realidad o transformarla en otra más deseable mediante la distribución de recursos, la minimización de costos, la maximización de beneficios y el mantenimiento de equilibrios.

La planificación estratégica corporativa comprende los mismos elementos de la planificación, pero trasladados a un entorno empresarial en el que es importante trazar objetivos y acciones claves para cumplir las metas y la misión de una organización.

La estrategia debe estar orientada a conocer la situación externa (oportunidades y amenazas)  e interna (fortalezas y debilidades)  de una organización  con el objetivo de identificar y afrontar los obstáculos que puedan presentarse al inicio y durante la ejecución de los planes.

Elementos de una planeación estratégica

Una correcta planificación estratégica debe tener:

Metas

En cualquier planificación empresarial deben existir metas, ya sea a corto, mediano y/o largo plazo. Todas las personas de tu equipo deben conocer cuál es esa meta qué se está persiguiendo. Esto ayuda a mantener un enfoque y unir todos los esfuerzos hacia un objetivo en común.

Estudio de la competencia

El estudio de la competencia sirve para conocer las oportunidades, fortalezas, amenazas y debilidades, así como cualquier otra información importante, de tu competencia. A partir de este estudio, es posible establecer estrategias orientadas a diseñar las ventajas competitivas de tu empresa.

Análisis de los recursos

Los recursos son los bienes tangibles o intangibles que tiene una empresa, estos pueden ser económicos, humanos, tecnológicos. Al momento de planificar estratégicamente, es importante saber con qué recursos se cuenta para hacer factible el cumplimiento de los objetivos.

Evaluación del proceso

La evaluación es uno de los pasos más importantes dentro de la planificación estratégica.  Es un análisis que permite saber la efectividad de la planificación diseñada desde los objetivos, las actividades y el funcionamiento general del equipo.

La planificación estratégica corporativa no se trata, únicamente, de establecer un plan conjunto a las acciones y los recursos que se requieren para cumplirlo: amerita también evaluar el proceso. La evaluación permite detectar errores de ejecución que pueden ser corregidos a tiempo para prevenir pérdidas de tiempo y dinero.

Herramientas de planificación estratégica corporativa

La planificación estratégica corporativa se implementa, mayormente, a través de herramientas y técnicas que permitan ejecutar cada una de las etapas de su proceso. Según Fred Davis en su obra “Gerencia estratégica”, dichas etapas son:

  • Discusión sobre cómo se conciben actualmente en la organización, su misión, visión, objetivos y estrategias.
  • Auditoría externa: oportunidades y amenazas que plantea el entorno a la organización.
  • Auditoría interna: fortalezas y debilidades de la organización, frente a las oportunidades y amenazas del entorno, para cumplir la misión y alcanzar los objetivos.
  • Redefinición o afirmación de la misión.
  • Definición de objetivos, metas, estrategias y políticas.
  • Asignación de recursos para implementar las estrategias y políticas.
  • Medición y evaluación de resultados.

En este sentido, las herramientas principales de planificación estratégica son:

1. Filosofía de gestión empresarial

La filosofía de gestión empresarial consiste en los aspectos que caracterizan a una empresa y la diferencia de las demás.Está compuesta por tres elementos: misión, visión y valores.

Misión

La misión es una declaración escrita en la que describes la razón de ser tu empresa. Según Fred Davis, la Misión te permite:

  • Asegurar la unanimidad de los propósitos de tu organización.
  • Desarrollar una norma básica que oriente la asignación de recursos.
  • Establecer un clima organizativo que sugiera una operación metódica.
  • Servir como punto de encuentro para las personas al identificarse con los propósitos de tu organización.
  • Facilita la transferencia de objetivos y metas a una estructura organizativa.
  • Hace posible la traducción del propósito de tu organización en metas concretas.

Entre las preguntas principales que debes responderte al momento de establecer tu misión, se encuentran: ¿quiénes somos?, ¿por qué existimos?, ¿cuál es nuestro propósito?, ¿quiénes son nuestros usuarios y clientes?

Visión

La visión es cómo tu empresa se ve así misma  y las metas que desea conseguir en un futuro. La visión te permite:

  • Imaginar un entorno a futuro que sea probable para tu organización.
  • Te ofrece una dirección clara y concisa.
  • Te proporciona una base al momento de pensar en los valores de tu empresa.
  • Estimula a los equipos a trabajar por un futuro deseado.
  • Contribuye al proceso de toma de decisiones.

Para redactar tu visión debes responder conjunto a tu equipo: ¿a dónde queremos llegar?, ¿en qué queremos que se convierta nuestra organización a largo plazo?, ¿cómo queremos que sea percibida por otros?

Valores

Los valores son atributos por los que una persona o una cosa es apreciada o considerada. Dichos atributos pueden ser: responsabilidad, empatía, perseverancia, disciplina, lealtad, tolerancia.

En un entorno empresarial, los valores son claves para orientar la misión y visión de tu empresa porque permite partir de un marco de creencias y cualidades de autoidentificación que, claramente, quieren ser comunicadas.

Estos permiten construir una cultura organizacional en la que todas las estrategias, es decir, todas las acciones orientadas a lograr objetivos, se encuentren alineadas con los valores establecidos.

Netflix, por ejemplo, en su documento de cultura organizacional deja muy claro cuáles son sus valores.

Lee también: La cultura organizacional de Netflix, la clave de su éxito

Objetivos

Según Hercilio Castellano, un objetivo es aquello que se desea lograr a través de acciones propuestas como  resultado del proceso de planificación. Los objetivos pueden surgir de la evaluación de una cierta problemática o situación que pueda ser observada y que necesite cambiarse.

En la filosofía de gestión los objetivos suelen ser más amplios y, a su vez, estar acompañados por objetivos más específicos. Estos deben ser realistas y alcanzables mediante pequeños o grandes esfuerzos.

La planificación estratégica contempla, también, herramientas para saber qué tan realistas o no son los objetivos, basándose en criterios específicos.

Quizás te interesa leer: ¿Cómo diseñar objetivos SMART en marketing digital?

Recomendaciones básicas para crear tu filosofía de gestión:

  • Redacta cada elemento de la filosofía de gestión de forma simple, clara y concisa. Define todos los conceptos de forma legible.
  • Desarrolla tu misión, visión, valores y objetivos de forma participativa, involucrando a los principales actores de tu empresa.
  • Evita planificar políticas, acciones y estrategias hasta que la filosofía de gestión no ha sido claramente definida.

2. Análisis FODA

El análisis FODA, conocido por sus siglas en inglés como SWOT (Strengths, Weaknesses, Opportunities y Threats), es una herramienta propuesta por Albert S. Humphrey, quien obtuvo un MBA en Harvard a mediados del siglo XX.

En español sus siglas significan: fortaleza, oportunidades, debilidades, amenazas, y la forma en que se presentan los datos es a través de una matriz cuadrada.

Las fortalezas son atributos positivos de tu organización, es decir, aquellos que te hacen destacar y forman parte de tu propuesta de valor.

Las oportunidades son factores externos que benefician a tu empresa y que facilitan el cumplimiento de sus objetivos.

Las debilidades se caracterizan por ser aspectos negativos de tu empresa que deben ser identificados, analizados y mejorados en el tiempo.

Las amenazas representan obstáculos externos a tu empresa que perjudican la ejecución de tu estrategia y el cumplimiento de tus objetivos

El análisis FODA resulta muy útil; brinda una mayor perspectiva al momento de la toma de decisiones y en el diseño de un plan estratégico, ya que su función principal es poder unir los elementos de la matriz para crear estrategias ante distintos escenarios. Te mostramos:

analisis-foda-herramienta-planificacion-estrategica.

Estrategias FO (fortaleza + oportunidad): son acciones ofensivas que usan tus fortalezas para aprovechar las oportunidades del entorno.

Estrategias DO (debilidad + oportunidad): son acciones de orientación que tienen como propósito corregir tus debilidades sin pasar por alto las oportunidades del entorno.

Estrategias FA (fortaleza + amenaza): son acciones defensivas que tienen cómo objetivo optimizar tus fortalezas para minimizar las amenazas del entorno externo.

Estrategias DA (debilidad + amenaza): son acciones de supervivencia que sirven para afrontar las amenazas del entorno, considerando las debilidades de tu empresa.

3. Análisis de los actores

El análisis de los actores es una herramienta que sirva para tomar en cuenta los diferentes actores, tanto internos como externos, que tienen un peso importante en la toma de decisiones dentro de tu organización,

Un acto puede ser cualquier personalidad, organización o agrupación humana que, de forma estable o transitoria, ejerce poder y desarrolla intereses sobre una situación determinada.

El análisis de los actores se implementa en cuatro partes. Conoce cuáles son:

Paso 1: elabora una propuesta inicial de actores mediante una lluvia de ideas. Haz un listado de los diferentes actores que tienen una influencia positiva o negativa sobre los procesos de tu empresa.

Paso 2: clasifica a los actores de acuerdo a los siguientes criterios

analisis-de-entorno-planificacion-estrategica

Roles. El rol es el papel que desempeña cada actor según sus objetivos y funciones. Estos roles se dividen en: actores individuales, colectivos, institucionales, sociales mediadores, promotores.

Posición. La posición es la preferencia de un actor hacia otro actor o un objetivo determinado. Dicha posición puede clasificarse de la siguiente manera: aliado o a favor, indiferente o indeciso, adversario o en contra.

Relaciones predominantes. Se clasifican en relaciones dominantes, es decir, de fuerte colaboración y coordinación; relaciones débiles o puntuales; y relaciones de conflicto.

Medios y recursos. Significan las distintas formas en la que los actores participan y brindan recursos a tu organización. Se dividen en:

  • Financieros: brindan recursos económicos.
  • Legales: actúan como vínculos institucionales.
  • Técnicos: proporcionan habilidades, capacidades y destrezas.
  • Cognitivos: ofrecen información.
  • Organizativos: cuentan con la logística para organizar eventos y tienen la capacidad de movilizar a personas.

Interés. Hace referencia al valor o la utilidad que representa para el actor apoyar o favorecer el desarrollo de los procesos de un proyecto, objetivo o actividad de tu empresa. Se puede dividir en mucho, mediano y poco.

Poder. Consiste en la capacidad del actor de limitar o facilitar las acciones de tu empresa. Se consideran los siguientes niveles de poder.

  • Alto: predomina una alta influencia sobre los demás.
  • Medio: La influencia es medianamente aceptada.
  • Bajo: no hay influencia sobre los demás actores.

Paso 3: analiza los actores y evalúa las situaciones en las que existan relaciones dominantes de conflicto o posiciones de rechazo, en función de los incentivos o mediaciones que se pueden emplear o proponer para mejorar los vínculos con los actores.

Paso 4: representa gráficamente el análisis. Mediante una matriz en forma de cuadrante, grafica la relación entre las variables “poder” e “interés”. Te mostramos:

matriz-analisis-de-entorno-planificacion-estrategica

Los actores que tengan bajo poder y alto interés se deben satisfacer mediante acciones que los inciten a seguir apoyándote.

A los actores con alto poder y alto interés hay que comprometerlos e involucrarlos aún más en la toma de decisiones.

Los actores que tengan bajo poder y bajo interés, basta con simplemente monitorearlos y estar al tanto de sus aportes a tu organización.

Por último, los actores con alto poder y bajo interés hay que informarlos: mantenerlos al tanto de tus avances, actividades, hallazgos y objetivos cumplidos.

Si te interesa conocer más herramientas de planificación estratégica, en nuestro blogs podrás conseguir otros artículos donde te explicamos el paso a paso para ejecutarlas, estas son: Análisis de entorno, Lienzo Lean Canvas y Design Thinking.

En definitiva, la planificación estratégica corporativa es crucial para las empresas porque el simple hecho de tenerla, proporciona una ventaja competitiva frente a otras organizaciones que no tengan un plan de acción.

Además, mejora la capacidad de respuesta frente a obstáculos futuros, disminuye el riesgo en la toma de decisiones e incrementa la la posibilidad de conseguir los resultados deseados eficientemente.

En resumen, los beneficios de las herramientas de planificación estratégica corporativa son:

  • Alto sentido de lo práctico.
  • Permiten tomar decisiones en un entorno determinado.
  • Promueve la productividad.
  • Proporcionan factibilidad y direccionalidad en el cumplimiento de objetivos.
  • Optimiza la delegación y ejecución de tareas.
  • Permiten distribuir adecuadamente el tiempo y los recursos económicos con los que cuenta tu organización.

Sin embargo, implementar una planificación de este tipo no es tarea fácil: requiere tiempo, organización, análisis y evaluación del entorno y los procesos que se ejecutan de forma continua. Significa un estudio exhaustivo de las técnicas y metodologías que se adapten mejor a los valores y recursos de tu empresa.

 

About author

Author
K. Rosgaby Medina