Guía para crear paso a paso una landing page que convierta

guia-para-crear-paso-a-paso-una-landing-page-que-convierta

Crear una landing page es el proceso a través del cual se diseña una página a la que “aterriza” un usuario, para obtener la información que busca y realizar una única acción deseada que lo hará avanzar por su viaje como usuario o comprador.

Cuando un usuario entra a una landing page, encuentra un formulario de contacto y un botón (llamado a la acción o Call to Action), en el que debe hacer clic para obtener lo que busca: un documento (lead magnet), un registro, una cotización, un producto o servicio, entre otros.

Sin embargo, si una landing page no cuenta con ciertos requerimientos o elementos que garantizan una buena experiencia del usuario, simplemente no va a convertir. Es decir, no va a lograr que un usuario haga clic en CTA y avance por el embudo de conversión.

Por eso, te vamos a enseñar, con esta guía, a crear paso a paso una landing page que convierta, y que se vuelva indispensable en tu estrategia de marketing digital.

Pasos para crear una landing page

infografia-guia-para-crear-paso-a-paso-una-landing-page-que-convierta

 

 

1. Escoge la plataforma ideal

Lo primero que debes saber es que, para crear una landing page exitosa, no necesitas escribir ni una sola línea de código: ya existen programas y plataformas online que te permiten hacerlo en cuestión de minutos.

Así que ahora los esfuerzos deben enfocarse en escoger la plataforma que cumpla, en la medida de lo posible, con los siguientes atributos:

– Precio competitivo

– Usabilidad

– Plantillas profesionales

– Adaptabilidad mòvil (diseños responsive)

– Herramienta de “arrastrar y soltar”

– Vinculación con plataformas de marketing automatizado y CRM

– Acceso a varios usuarios

– Pruebas A/B

Te compartimos una lista de las mejores plataformas para diseñar landing pages:

– Unbounce.

– Instapage.

– Hubspot.

– Leadpages.

– GetResponse.

Quizás te interese leer: ¿Qué es una landing page y para qué sirve?

2. Establece el objetivo y el call to action

El objetivo de tu página de destino es, básicamente, la conversión que deseas lograr. Puede ser: recopilar leads, obtener registros de un evento, suscripciones, descargas de un contenido, entre otros.

Por supuesto, el propósito de tu landing page debe estar relacionado con el objetivo publicitario de tu anuncio o de tu sitio web, el llamado a la acción (call to action) y los resultados que quieres alcanzar en tu estrategia de marketing digital.

A diferencia de otras páginas web, las landing page convierten más porque poseen un único llamado a la acción, el cual debe ser claro, conciso y alineado con la estrategia.

Por ejemplo, para el anuncio publicitario de un evento de marketing digital, se puede enlazar una landing con el siguiente objetivo de conversión: “Registrar a 600 personas en 7 dìas” y los siguientes call to actions: “Regístrate hoy mismo” o “Quiero inscribirme”.

3. Identifica el target y el canal

El tercer paso es establecer quiénes son esas personas que deben aterrizar en tu landing page y a través de qué canales lo harán.

Este paso es bastante sencillo si tu landing page está conectada a un anuncio publicitario en redes sociales, o Google, porque el tráfico será prácticamente el mismo.

Si la landing page no está vinculada a una campaña publicitaria, sino que está alojada en tu sitio web, te recomendamos implementar técnicas de SEO para atraer tráfico segmentado por palabras claves.

Y si no tienes idea de quiénes pudiesen formar parte de tu público objetivo, piensa en la propuesta de valor de lo que quieres ofrecer: ¿a quién beneficia? ¿cómo debe ser el estilo de vida de la persona que se va a sentir interesada en tu producto o servicio?

Las investigaciones de mercado y la elaboración de “buyer personas” son muy útiles en estos momentos. Dan luces de quiénes pueden ser tus compradores ideales y cómo debes enfocar tus comunicaciones.

Lee también: ¿Qué es un buyer persona y cómo crear uno?

4. Redacta el cuerpo del texto

El cuerpo del texto de tu landing page debe ser breve y centrado en el objetivo de conversión. Está conformado por un titular (headline) y algunos subtítulos en caso de que la información lo requiera.

El headline es lo primero que leen los usuarios al ingresar a tu landing page. La clave aquí es explicar el mayor beneficio que está ofreciendo tu producto o servicio, es decir, tu única propuesta de venta; lo que en inglés se conoce como Unique Selling Proposition (USP)

No se trata de describir las características o funcionalidades de lo que estás ofreciendo, sino de detallar sus beneficios y la propuesta de valor diferenciadora.

Existen fórmulas para redactar copies publicitarios que pueden servirte en este punto. Una de ellas es el método AIDA, el cual consiste en crear un mensaje que al inicio capte la atención, luego genere interés y deseo, para, finalmente, incitar a realizar una acción deseada (conversión).

En este artículo te enseñamos a crear textos usando el modelo AIDA:

Modelo AIDA: ¿qué es y cómo aplicarlo en el marketing digital?

5. Añade recursos audiovisuales

La famosa “hero image” es una imágen grande, vistosa y prominente que debe estar presentes en tu landing page porque ayuda al usuario a conocer rápidamente de qué se trata la oferta y a conectar con una emoción, un recuerdo o una referencia.

Las infografías, los vídeos de presentación y las demostraciones de productos también son muy útiles:  dan a conocer los beneficios de un producto o servicio de una manera entretenida y fácil de recordar.

Eso sí, sin importar el recurso audiovisual que escojas, este tiene que estar alineado con la propuesta de venta, el objetivo de conversión y los intereses del target.

6. Incorpora el formulario de registro

El formulario de registro es el elemento central de tu landing page. Es lo que te va a permitir obtener los datos de tus prospectos y clientes, y  lograr la conversión que deseas, como obtener registros, generar ventas, obtener solicitudes de demo, entre otros.

Hay reglas básicas que debes seguir al momento de crear un formulario. Te mostramos:

– Realiza preguntas sociodemográficas e identitarias: nombre, apellido, teléfono, correo electrónico.

– Averigua sobre el entorno laboral (sobre todo si se trata de un producto para el mercado B2B): cargo, empresa, sector de la empresa.

– Incluye un “checkbox” de autorización para el manejo de los datos recopilados, en el que la persona confirma que leyó las Políticas de Privacidad y las Condiciones de Protección de Datos que maneja tu empresa.

– Añade un call to action, el cual obligatoriamente debe contener un verbo (entre ellos: registrarse, comprar, cotizar, descargar, etc) y, de ser posible, una palabra clave que se haya estado usando en la landing page.

7. Crea un evento para rastrear las conversiones

Los eventos de conversión son códigos que tienes que colocar en tus landing pages si quieres saber cuántos usuarios se convierten.

Dichos eventos pueden ser el Píxel de Google Ads y Facebook, que te permiten conocer la fuente de tráfico de la landing page y rastrear cuando una persona llena el formulario o no.

Hay eventos de “inicio de sesión”, “registro”, “añadir al carrito” o “compra” que permiten rastrear cuando una persona realizó esas acciones en una landing page.

Así mismo, los eventos o etiquetas de rastreo de comportamiento de usuarios sirven para medir resultados y verificar la efectividad de una estrategia. Te permite validar tus esfuerzos de marketing y saber si la landing page está logrando el objetivo.

Los datos arrojados por el evento te pueden ayudar también a calcular el ROI de tu campaña publicitaria.

¡Ojo! Puedes colocar un mismo evento en diferentes landing page si todas cumplen con el mismo objetivo de conversión.

8. Haz pruebas A/B

Las pruebas A/B (en inglés A/B testing) es el proceso a través del cual se lanzan dos versiones de un mismo elemento. Puede ser una landing page, un anuncio publicitario o correo electrónico y sirve para saber cuál de ellas funciona mejor y genera mejores resultados.

Las pruebas A/B funcionan, por ejemplo, cuando redactas dos headlines distintos para tu landing page y quieres probar cuál es más atractivo, o si tienes pensado dos lugares de la página para colocar el call to action y no sabes en qué sitio llama más la atención.

Esta técnica comparativa pone a competir tus ideas con el propósito de escoger la que sea más efectiva, y por eso debes implementarla al momento de crear una landing page que convierta.

9. Mide los resultados

Ingresa periódicamente a Google Analytics y mide el desempeño de tu landing page. Compara los resultados con períodos pasados y verifica si el objetivo de conversión trazado se está cumpliendo o no.

De no ser así, esta práctica te va a ayudar a actuar a tiempo y hacer los cambios pertinentes.

¿Cómo es una landing page perfecta para convertir?

– Está optimizada con técnicas de SEO. Se emplea un buen uso de keywords y meta etiquetas.

– No tiene menú de navegación, ni enlaces externos que distraigan al usuario de leer la oferta de venta y realizar la acción deseada

– El call to action es claro, contiene un verbo y es visualmente llamativo. Además, contrasta con el fondo y está ubicado en un lugar visible.

– Posee imágenes, infografías o videos que persuaden al usuario a adquirir la oferta.

En conclusión, una landing page que convierta debe tener un propósito claro y orientar todos los elementos presentes a ella a lograrlo, desde el headline hasta el call to action: todo debe estar alineado con una única propuesta de venta.

 

 

 

About author

Author
K. Rosgaby Medina