Historia de grandes empresas: Google

historia-de-grandes-empresas-google

Google no solo organiza la información del mundo, ¡también lo hace con nuestras vidas! Lo que al inicio comenzó como un motor de búsqueda, hoy en día es una suite de herramientas personales y empresariales que forman parte de nuestra cotidianidad (y la de miles de millones de personas); es una línea de smartphones y asistentes virtuales; es un puente a la vida tecnológica moderna y a las sociedades de información.

Sus logos coloridos están presentes en la mayoría de las apps que usamos en el día: Calendar, Keep, Drive, Meets, Maps, y la lista sigue. Sin embargo, esto en algún momento no fue así. En este artículo, te invitamos a conocer la historia de Google y a descubrir qué cosas tuvieron que pasar para que se convirtiera en una de las empresas más valiosas del mundo con un patrimonio neto de $420 mil millones

1995: el comienzo de un proyecto universitario ambicioso

La historia de Google comenzó en 1995 como un proyecto de investigación de Larry Page para graduarse como Doctor en Computer Science en Stanford. Mientras navegaba por Internet, Page se dió cuenta de que los motores de búsqueda del momento (Altavista, Yahoo!) clasificaban la información de acuerdo a la cantidad de veces que se repetía una palabra clave, pero no existía algún tipo de jerarquía de la información.

Por lo que comienza a pensar en una forma de organizar las páginas web usando el método de citación conocido en el mundo académico Este no es más que un sistema de jerarquización de ensayos científicos en el que la cantidad de citas que tenga una investigación, determina su importancia o influencia.

Inspirados en esta idea, Page crea un algoritmo matemático llamado Page Rank que calcula la relevancia de un sitio web a partir de sus vinculaciones con otras páginas y la importancia de estas (lo que llamamos hoy en día en el SEO como “autoridad”)

Page no trabajó solo en este proyecto, contó con el apoyo de Sergey Brin (otro estudiante de Stanford brillante de 19 años que trabajaba en data mining) y de Scott Hassan (profesor de la universidad). A pesar de que Hassan no aparece en la constitución de Google como empresa, fue quien escribió el código del primer programa de rastreo de web usando Python.

Page y Sergey Bin no contaban con mucho dinero y crearon el primer servidor con piezas de ordenador viejas, algunas prestadas de la universidad, y complementando la estructura de la máquinas con legos (si ¡legos!)

En marzo de 1996, su motor de búsqueda estuvo listo para dar sus primeros pasos de bebé y en el primer test, la primera página rastreada fue el “Home” del departamento de Computer Science en Stanford.

El primer rastreo consiguió indexar 15 millones de páginas. Sólo guardaban los títulos, y no el documento o la página entera, porque no contaban con espacio suficiente. Este primer buscador se llamó Backrub, ya que trataba de descubrir backlinks, es decir, todas las páginas de internet que enlazan a esta.

Quizás te interese leer: ¿Qué es el análisis de backlinks y por qué es importante?

Poco después se cambia a el nombre y en agosto de 1996, el buscador de Google fue lanzado en el campus de Stanford bajo el dominio google.stanford.edu. Este nombre tan peculiar, hace referencia a la expresión matemática del número 1 seguido de 100 ceros, es decir, a un valor exageradamente grande, pero que de alguna manera reflejaba con exactitud el objetivo de Larry y Sergey: organizar esa enorme cantidad de información que puede existir en la gran World Wide Web.

En septiembre de 1997 registraron el dominio google.com y fue cuando comenzó una carrera por monetizar esta grandiosa idea. A pesar de que Google tenía una importante competencia, como lo era Altavista, podía ser un rival que generaba preocupación por su algoritmo PageRank.

Te dejamos un video para que conozcas còmo funciona actualmente el buscador de Google:

¿Qué es Page Rank?

En 1998, Larry Page y Sergey Bin lanzan dos papers llamado “The PageRank Citation Ranking: Bringing Order to the Web” y “The Anatomy of a Large-Scale Hypertextual Web Search Engine” en el que explican cómo funciona el algoritmo que está detrás de Google, cómo se calcula el Page Rank de una página y cómo se usa en la búsqueda y navegación de los usuarios.

Un extracto del primer documento define a Page Rank como:

“Una clasificación global de todas las páginas web, independientemente de su contenido, basándose únicamente en su ubicación en la estructura gráfica de la Web. Usando PageRank, podemos ordenar los resultados de búsqueda para que la Web más importante y central le de preferencia a las páginas. En los experimentos, esto proporciona resultados de búsqueda de mayor calidad para usuarios.”

Sin embargo, el desarrollo de Page Rank no fue una idea aislada que se le ocurrió a Larry Page mientras tomaba una ducha: es el resultado de investigar referencias bibliográficas y otros hallazgos matemáticos que ya venían trabajando el análisis de redes y la influencia de nodos, conocida en el mundo de la ciencia de datos como “centralidad del vector propio,” como lo fue el trabajo de Massimo Marchiori llamado HyperSearch que fue citado en la patente de Google.

Gracias a Google (o deberíamos decir “Santo Google”) conseguimos este artículo en el que explica precisamente los descubrimientos matemáticos que sirvieron de base para la creación de Page Rank.

Por otro lado, en 1997 ya existían otros algoritmos para calcular la importancia de una página web, como lo es RankDex, el cual fue uno de los primeros motores de búsqueda en considerar los enlaces para medir la calidad de una página web.

Así que no podemos afirmar que PageRank fue una idea 100% original, pero eso sí hay que darle mérito a Larry y Sergey por haber implementado el programa de forma exitosa, al indexar y evaluar millones de enlaces que entran y salen de una página web. ¿Moraleja? No basta con querer mejorar una idea, es necesario trabajar duro hasta materializarla.

En esa determinación, podemos ver cómo un motor de búsqueda que ya estaba en la mente de varías personas, solo con el esfuerzo correcto se pudo convertir en una propuesta de valor atractiva. Pero basta de reflexionar sobre la vida ¿Qué terminó pasando con Google?

1998: ¡Gracias Yahoo! por decirme que no!

Hay un pequeñísimo dato que Google no nos cuenta en la versión de su historia que está en su sitio web (por obvias razones) y es que lo primero que pensaron Larry y Sergey fue vender su algoritmo  a las empresas más importantes del momento en Sillicon Valley.

Así que tuvieron reuniones con Yahoo!, Altavista y Excite ofreciéndoles Page Rank por 1 millón de dólares y ninguna de estas empresas aceptaron (y seguro están arrepentidos). En vista de que nadie quería comprar su invención, decidieron montar su negocio.

Fue cuestión de un par de meses para que Google no sólo captara la atención de la comunidad académica, sino de los inversores de Silicon Valley y en agosto de 1998, Andy Bechtolsheim (cofundador de Sun Microsystems) invirtió 100.000$ en Google, permitiéndole a Larry y Sergey iniciar su negocio y salir del campus de Stanford a una garaje a las afueras de Menlo Park.

El garaje en el que se instalaron Larry y Sergey en Menlo Park fue de Susan Wojcicki, quien es actualmente CEO de YouTube y tuvo un papel importante en la empresa como gerente de Google Ads.  Pero hay mucho más por saber…

2000: la llegada de la publicidad y el nuevo “Fails” de Yahoo!

Al poco tiempo, Google se mudó del garaje a una oficina en Palo Alto, sumaron más personal a su equipo, más servidores y, por supuesto, más legos. Recibió màs financiamiento, su popularidad iba creciendo y consigo los usuarios del buscador. Pero tarde o temprano el dinero que recibieron de sus inversionistas podían agotarse si no se pensaba en una forma de autofinanciamiento.

Por supuesto, Larry y Sergey sabían lo que tenían que hacer: vender anuncios, porque así monetizaban también otros motores de búsqueda. Sin embargo, quisieron que sus anuncios fueran más simples, nada de imágenes distractoras, solo textos simples que aparezcan en los resultados.

Así que en el 2000 nació Google Adwords (actualmente conocido como Google Ads luego de su cambio de nombre en el 2018): su principal fuente de ingresos, el cual funciona a través del sistema “pago por clic” (PPC).

AdWords daba anuncios relevantes para las búsquedas que no molestaban visualmente a los usuarios, por lo que el número de los anunciantes se disparó, así como los ingresos de la compañía, dándole a Google su gallinita de los huevos de oro.

En el 2001, sus fundadores reclutan a Eric Schmidt y lo nombran CEO debido a su experiencia en el mundo de los negocios tecnológicos y gracias a los ingresos por publicidad, en el 2002, Page y Bin pudieron pagarle a sus inversores de los cuales también destacan Cheriton, Ram Shriram y Jeff Bezos (el fundador de Amazon)

En ese mismo año aparece Yahoo! (arrepentido seguramente por su decisión) con una oferta sobre la mesa: comprar a Google por 3 millones de dólares y seguramente ya conocen la respuesta de Larry y Sergey, “Gracias, pero no” y mucho menos después de haber tenido un año exitoso. Lo cierto es que para ese momento Google valía 5 millones de dólares y no iba a aceptar menos que eso.

Mientras que Google hoy en día vale 840 billones de dólares, en 2017 Verizon compró Yahoo!, irónicamente, por menos de 5 billones. Si, la historia de malas decisiones de Yahoo! puede quedar para otro artículo. Sigamos con la historia de Google.

2003: nos volvemos a mudar y salimos a la bolsa

Después de que las oficinas en Palo Alto y otras localidades cercanas de Silicon Valley se quedaran pequeñas para el equipo de Google, la empresa alquiló un complejo de edificios que para ese momento podía albergar a 1.000 personas. Estamos hablando del “Googleplex”: un campus de 290.000 m 2 ubicado en Monteview, Santa Clara, California. En junio de 2006, Google compró la propiedad a Silicon Graphics por 319 millones de dólares.

El 19 de agosto del 2004, Google salió a la bolsa y fijó un precio de 85 dólares por acción, lo que le otorgó una valoración de 27.000 millones de dólares tras recaudar cerca de 1.700 millones de dólares.

Los empleados de Google fueron los primeros en comprar acciones, seguido de cientos de personas que hoy en día tienen un buen futuro económico asegurado gracias a la revalorización constante de las acciones de esta empresa.

En apenas 6 años, Larry y Sergey se convirtieron en multimillonarios. Su motor de búsqueda se había posicionado como uno de los más usados y valiosos en el mundo con una cuota de mercado que en la mayoría de países del mundo supera el 90% (con Rusia y China como principales excepciones).

Esto pone sobre la mesa un nuevo debate sobre percibir a Google como un monopolio de la publicidad en línea, cuyo caso está siendo analizado en Estados Unidos junto con el de otras grandes empresas tecnológicas. Este monopolio es producto de la compra de diversas plataformas y sistemas operativos, como lo es YouTube y Android, que ya contaban con millones de usuarios, y de las acusaciones por sabotear el desempeño de otros motores de búsqueda (por ejemplo, Mozilla) dentro de Google Chrome.

También, en los últimos años Google ha sido acusada de evasión fiscal agresiva, censura en los resultados de búsqueda, violaciones de derechos de autor y a la privacidad de los usuarios.

Lo cierto es que gracias al lanzamiento de sus diversos productos, el número de usuarios de Google sigue creciendo y a su vez sus ingresos. Para resumir la historia de sus lanzamientos, creamos la siguiente infografía:

linea-de-tiempo-de-google

 

El origen y el crecimiento de Google es la típica historia de Silicon Valley en la que dos estudiantes de informática o ciencias de la computación tienen una grandiosa idea, se instalan en un garaje a trabajar con otros jóvenes prodigios, reciben financiamiento de un inversor o una empresa de capital de riesgo y luego se convierte en una empresa multimillonaria. 

Hoy en día Google es una de las empresas más valiosas del mundo y a pesar de que su imagen está en juego bajo las acusaciones de monopolio, sus productos, herramientas y softwares ayudan a millones de personas a comunicarse, planificar su días, encontrar una ruta de viaje, tener conferencias en línea y mucho más.

About author

Author
K. Rosgaby Medina