7 formas de liberar tu creatividad como content creator

7-formas-de-liberar-tu-creatividad-como-content-creator

Algo que muchos creadores de contenido saben muy bien es que cuando las palabras fluyen de nuestro cerebro a la pantalla, es una de las mejores sensaciones. Pero cuando ya no encuentran la inspiración, pueden sentirse como si hubieran perdido todas sus reservas creativas.

Algunos creadores pueden comenzar a sentir el síndrome del impostor, piensan que no saben lo que hacen o que nunca volverán a escribir contenido atractivo. Al final del día esto no es cierto, pero si estás teniendo un bloqueo, es hora de recurrir a estas 7 formas de liberar tu creatividad como content creator.

 

 

7 formas de liberar tu creatividad como content creator

 

 

infografia-7-formas-de-liberar-tu-creatividad-como-content-creator

 

1. Pregúntate “¿Qué pasaría si…?”

 

Simplemente haz y responde algunas preguntas creativas hipotéticas, como:

 

– ¿Y si esta ad incluyera mascotas?

– ¿Puedo hacer esta campaña con un tono más juvenil?

– ¿Y si acompaño mi contenido con encuestas?

 

No te limites a una sola respuesta.

 

2. Desarrolla un ejercicio de ideas rápidas

 

El objetivo es desarrollar tantas ideas como sea posible. Establece un temporizador de cinco minutos. Escribe tantas ideas como puedas antes de que suene el temporizador.

Por ejemplo, supongamos que tu marca establecida necesita desarrollar el marketing de una nueva línea de productos faciales de spa. En ideación rápida, puede que se te ocurra una lista de ideas como esta:

 

– Conéctate con influencers y bloggers.

– Escribe un artículo sobre los beneficios del cuidado facial.

– Graba un video de instrucciones de uso.

– Haz un evento en un centro comercial y distribuye muestras.

 

3. Haz una lluvia de ideas asociativas

 

La técnica de asociación ayuda a romper los patrones de pensamiento típicos. Hay algunas formas de generar nuevas ideas utilizando este enfoque:

 

Tormenta de palabras: comienza con un par de palabras basadas en tu proyecto. Luego, escribe las palabras que te vengan a la mente. Cuando hayas terminado, puedes agrupar las palabras de acuerdo con la forma en que se relacionan entre sí.

Asociación de palabras: es lo mismo que una tormenta de palabras, excepto que no tienes que agrupar las palabras. No pienses demasiado. Lo ideal es buscar las palabras «ocultas» asociadas con un tema que no suelen venir a la mente.

Asociación visual: en lugar de buscar palabras iniciales en busca de inspiración, mira imágenes relacionadas con tu tema. ¿Qué ideas te vienen a la mente?

 

4. Haz una lluvia de ideas inversas

 

Este ejercicio no se enfoca en soluciones creativas a un problema, sino que genera situaciones que pueden ser o causar un problema en la ejecución de tu proyecto.

Pregúntate: «¿Cómo pudimos causar este error?» La lista de ideas hará que sea más fácil pensar en formas de resolverlas.

 

5. Usa el pensamiento empático

 

Con el método del pensamiento empático, piensas en lo que haría otra persona en tu situación.

Puedes preguntarte:

 

– ¿Esto funcionaría?

– ¿Por qué o por qué no?

– ¿Hay mejores opciones que las que ofrecemos?

 

6. Haz un Starbursting

 

Comienza el ejercicio de Starbursting con una estrella de seis puntas. En el medio de la estrella, escribe el tema. Luego, en cada punto de la estrella, escribe una de las siguientes palabras:

 

– Qué

– Cuándo

– Dónde

– Por qué

– Cómo

 

Utiliza estas palabras para generar preguntas, como:

 

– ¿Quiénes son nuestros clientes más felices?

– ¿Qué tiene nuestro producto o servicio que los hace felices?

– ¿De dónde vienen nuestros clientes más felices?

– ¿Cómo podemos mejorar para mantener felices a esos clientes?

– ¿Qué podemos hacer para hacer felices a más clientes?

 

7. Cambia el escenario

 

¿Sientes que tienes las mejores ideas cuando estás en la ducha, tratando de relajarte para dormir por la noche o lejos de tu escritorio? Probablemente se deba al cambio de escenario.

Cuando tengas dificultades para generar ideas, aléjate de tu entorno habitual. Sal y da un paseo. Trabaja en la biblioteca o en una cafetería local en lugar de en tu oficina. Ten un lápiz y papel a mano para todas esas nuevas ideas que se te ocurran.

 

Inspiración creativa en menos de 10 minutos

 

Para aquellos que están siempre en movimiento, solo tienen unos minutos de sobra o necesitan un impulso adicional de inspiración: aquí hay algunos ejercicios que se pueden hacer en 10 minutos o menos.

 

Meditar: esto promueve el pensamiento divergente, un estado mental en el que podemos generar nuevas ideas.

Pedir ayuda: tener una conversación abierta con un amigo puede generar una nueva corriente de pensamiento; cuantas más perspectivas e ideas, mejor.

Escucha música: liberar tu mente con algunas melodías puede estimular la parte del cerebro que controla las acciones motoras, las emociones y la creatividad, particularmente la música clásica.

Acuéstate: los estudios han encontrado que las personas que yacían boca arriba resolvían más rápidamente anagramas que de pie.

Bebe algo que te guste: se ha demostrado que tomar algunas bebidas puede mejorar la capacidad creativa para resolver problemas, lo que nos permite encontrar conexiones entre ideas no relacionadas (utiliza esta técnica de manera responsable).

 

Conclusión

 

Si estás lidiando con el bloqueo del escritor con regularidad, reserva algo de tiempo todos los días o cada semana para intercambiar ideas. Ejecuta algunos de estos ejercicios de manera estructurada. Terminarás con una nueva perspectiva que te permitirá dar nueva vida a tu escritura.

Si bien todos tienen diferentes procesos cuando se trata de generar ideas y escribir contenido creativo de calidad, la clave es salir de tu zona de confort, abrir tu mente a nuevas ideas y divertirte con ellas. La creatividad es un músculo metafórico: para mejorar en la escritura, debemos fortalecerla con la práctica. Al final del día, recuerda tomarte el tiempo para escribir para ti mismo, no sólo para la audiencia.

About author

Author
Clay Alvino