5 consejos para evitar que tus emails fríos vayan a la bandeja de spam

5-consejos-para-evitar-que-tus-emails-frios-vayan-a-la-bandeja-de-spam.

Las campañas de email fríos suelen dar buenos resultados cuando se quiere llamar la atención de una persona que no conoce tus productos o servicios, pero que, por su perfil, puede ser un potencial comprador. 

Al ser correos electrónicos no solicitados y, ciertamente, sorpresivos, corren el riesgo de ser enviados a la bandeja de spam o de ser filtrados como tal automáticamente por servidores. 

Ante este posible escenario, en este artículo te explicaremos cómo funcionan los filtros de correos y te daremos 5 consejos para evitar que tus emails fríos se consideren SPAM

¿Cómo funcionan los filtros antispam?

Un email frío se considera como SPAM (en inglés correo basura, no solicitado) cuando incurre en prácticas que están prohibidas por proveedores de Internet, empresas que ofrecen servicios de correo electrónico (Google, Yahoo, Microsoft) y oficinas gubernamentales de seguridad al ciudadano.

Por ejemplo, los emails que tienen la intención de estafar consiguiendo información sensible del destinatario, como datos de acceso a una cuenta bancaria, suelen ser enviados a la bandeja de spam. De esta forma, los filtros antispam son importantes y, definitivamente, necesarios. 

Los filtros antispam funcionan a través de algoritmos que clasifican información de acuerdo a criterios que determinan (o no) la calidad de un email. A estos criterios se les asigna una puntuación y de acuerdo a los resultados que arroje un email, automáticamente, se decide si es spam o no.  

Cada software antispam, proveedor de Internet o de correo electrónico prioriza unos criterios de puntuación y niveles de restricción por encima de otros.  Esto quiere decir que un mismo email puede pasar el filtro antispam y llegar a la bandeja de entrada, y en otro proveedor ser considerado como ilegítimo.

Sin embargo, se puede hablar de criterios estándares…

criterios-que-los-filtros-anti-spam-usan-para-puntuar-emails

De esta manera, podemos decir que un email fue considerado como spam solo por tener un asunto o código HTML sospechoso, la clasificación como spam depende de todo estos factores y se basa en calificaciones: a mayor puntuación mayor probabilidad de ser clasificado como spam.

Basándonos en estos criterios, te vamos a dar las siguientes recomendaciones para que tus emails fríos no terminen en la bandeja de spam

1. Valida tu correo electrónico

Lo primero que debes hacer es validar tu correo electrónico para que los servidores rectifiquen que eres quién dices ser. Para lograrlo, implementa los registros o protocolos de autoidentificación SPF, DKIM y DMARC.

SPF (Sender Policy Framework): se encarga de certificar qué IP pueden mandar correos utilizando tu dominio.

DKIM (DomainKeys Identified Mail): sirve para firmar el correo mediante claves públicas indicadas en las zonas de tu dominio. Así, el destinatario está seguro de que el correo que recibió fue enviado desde tu servidor y no de otro sin autorización.

DMARC (Domain-based Message Authentication, Reporting and Conformance):  se trata de un registro que complementa al SPF y DKIM que indica qué hacer cuando dan error los registros anteriores.

2. Cuida la reputación de tu dirección IP

La reputación de un IP va a depender, precisamente, de las quejas por spam y del historial de envíos. Las siguientes prácticas te ayudarán a prevenir esto:

Usa un sistema de registro opt-in: a pesar de que estamos hablando de emails fríos, puedes incluir una casilla de opt-in para que los usuarios autoricen seguir recibiendo (o no) tus correos electrónicos. Esto también te permite asegurarte de que no se incluyan en tu base de datos direcciones de correo no deseadas.

Verifica si tu IP está en una lista de bloqueo: existen plataformas que te ayudan a saber si tu IP entró a una lista negra, entre ellos Sender Score, AOL reputation, Sender Base, Spamhus blocks.

Usa una dirección de email con tu dominio propio: invierte en las suites corporativas que te ofrece Google o Microsoft para crear correos corporativos con el nombre de tu empresa. Los proveedores de Internet suelen marcar como spam a dominios genéricos que envían emails de venta.

3. Personaliza el asunto, el mensaje y piensa en un texto apropiado 

Cuando las personas leen su nombre en un correo se sienten más interesadas por abrirlo. Por eso, tu base de datos de emails fríos debe incluir, preferiblemente: nombre, apellido y correo electrónico. De lo contrario, será difícil personalizar el asunto y el cuerpo del mensaje. 

Hay softwares de email marketing o marketing automatizado que te permite subir tu base de contactos, y añadir, tanto en el asunto como en el correo, etiquetas que colocan el nombre, el apellido o el cargo del destinatario de forma automática.

Cuando nos referimos a “pensar un texto apropiado” quiere decir que debes cumplir con unos ciertos parámetros de redacción. Por ejemplo, debes evitar usar:

  • Símbolos y signos, en especial el signo de dólar ($). Procura no abusar de los signos de exclamación (¡!).
  • palabras engañosas como: gratis, free, descuento, compre ahora, lotería, ganar dinero extra, entre otros, última hora, exclusivo, urgente.
  • Palabras en MAYÚSCULA.
  • Textos de color rojo.

Lee también: 10 ejemplos de emails para aumentar ventas con clientes en frío

4. Usa listas de contactos de calidad y preferiblemente segmentadas

Es ilegal comprar listas de contactos, así que lo mejor que puedes hacer es crear tu base de datos con leads fríos que no avanzaron por tu embudo de ventas, pero que en algún momento demostraron interés en tu contenido sin conocer, realmente, tus productos y servicios.

Aprovecha de segmentar esos leads de acuerdo al contenido por el cual sintieron interés para que le ofrezcas servicios o productos específicos.

También, es importante que revises constantemente la redacción de los correos electrónicos de esa base de datos, si están bien escritos los dominios @gmail @outlook.es y si tienen alguna relación con el público que deseas captar.

Por ejemplo: si apuntas a un mercado B2B, verifica que los nombres de empresas estén dentro de los dominios (por ejemplo: katherinrosgabymedina@branch.com). Esto te permite tener una idea si se trata de un contacto de calidad, o no.

5. Evita usar acortadores de URL y abusar de las imágenes

Los acortadores de URL son excelentes para usarlos en las redes sociales, sobre todo en Twitter donde tienes un límite muy reducido de caracteres. 

Sin embargo, en el email marketing las URLs activan todas las señales de alarmas dentro de un filtro antispam, ya que suelen ser utilizados para ocultar la verdadera página de destino de un enlace.

Lo mismo ocurre con correos que envían exclusivamente imágenes, sin nada de texto. Las imágenes eluden los filtros de spam basados ​​principalmente en palabras clave, por lo que emails que las contienen en exceso son consideradas sospechosas.  

En definitiva, hay muchas maneras de evitar que tus emails fríos vayan a la bandeja de spam, solo debes aplicarlas correctamente en conjunto a una buena estrategia de email marketing. 

 

 

 

 

 

 

About author

Author
K. Rosgaby Medina