Técnicas de escucha activa en el lugar de trabajo

tecnicas-de-escucha-activa-en-el-lugar-de-trabajo

La escucha activa es una de las piedras angulares de una comunicación eficaz. Desarrollar habilidades de escucha activa es especialmente importante si estás buscando pasar a un rol de liderazgo. Es por eso que escribimos estas técnicas de la escucha activa en el lugar de trabajo: qué es, por qué la necesitas y cómo hacerlo de manera efectiva.

 

¿Qué es la escucha activa?

 

La escucha activa es una forma de prestar atención a la comunicación verbal y las señales no verbales de una persona. Implica escuchar verdaderamente lo que las personas tienen que decir y comprender sus pensamientos y sentimientos durante una conversación.

Esta descripción puede ser confusa: cuando escuchas lo que dice la gente, ¿no los estás escuchando? Después de todo, escuchar ya es una actividad. Pero aquí hay un ejemplo de escucha activa para mostrarte la diferencia.

Todos hemos tenido conversaciones con alguien en las que escuchan y responden a lo que dices, pero no parecen estar completamente comprometidos. Es posible que estén mirando cosas o personas en la habitación, mirando sus teléfonos o pareciendo que solo están asimilando algo de lo que estás diciendo. Cuando termina la conversación, sientes que no han entendido completamente tu perspectiva y tus sentimientos a pesar de que han respondido adecuadamente.

Cuando hablas con alguien que se dedica a la escucha activa, por otro lado, tienes toda su atención. Tu interlocutor hará mucho contacto visual, evitará interrumpirlo y, a menudo, reformulará lo que le has dicho para que sepa que te entiende completamente. Escuchar activamente no significa estar de acuerdo con todo lo que otra persona está diciendo, pero sí significa tomarse el tiempo y prestar atención para comprender la perspectiva y las emociones de otra persona, no solo las palabras que está diciendo.

 

¿Por qué es importante la escucha activa en el lugar de trabajo?

 

La escucha activa es importante en todas las áreas de tu vida, y convertirte en un oyente activo capacitado sin duda tendrá beneficios en tu vida personal y profesional. Todos se benefician del entendimiento mutuo en el trabajo. Estas son las formas en que las habilidades de escucha activa pueden beneficiarte en cualquier etapa de tu carrera.

 

Como colaborador individual

Escuchar activamente a tus compañeros y a tu gerente será de gran utilidad en tu papel de colaborador individual. Aprenderás más sobre lo que le importa a tu gerente en conversaciones si practicas la escucha activa. También podrás colaborar eficazmente con tus compañeros en proyectos si sabes escuchar.

 

Como un manager

La escucha activa se vuelve aún más importante cuando asumes un rol en el que administras a las personas de manera efectiva. Ser un gerente bueno y comprometido significa saber qué está pasando con tu equipo, dónde están tus tareas y proyectos, y cómo están manejando su carga de trabajo y estrés también en su vida personal. La escucha activa puede ayudarte a desarrollar una comprensión más profunda de lo que motiva e involucra a tu equipo.

 

Como un líder

En el liderazgo puede ser fácil tomar decisiones utilizando solo tu propia experiencia y conocimiento. Pero serás un líder más exitoso y empático si puedes recibir comentarios e información de tus pares ejecutivos, gerentes y colaboradores individuales también. Tomarás decisiones más informadas cuando comprendas lo que está sucediendo con todos en tu organización y tengas en cuenta sus perspectivas sobre decisiones importantes.

 

Técnicas de escucha activa en el lugar de trabajo

 

La escucha activa es una habilidad en la que se puede trabajar todos los días para volverse bueno en ella. A algunas personas les puede resultar más fácil practicar la escucha activa que a otras, pero todos tienen la capacidad de practicar la escucha activa y mejorar. Aquí hay algunas técnicas para practicar que mejorarán tus habilidades de escucha activa.

 

Técnicas de escucha activa en el lugar de trabajo

 

infografia-tecnicas-de-escucha-activa-en-el-lugar-de-trabajo

1. Mantente presente

 

Hay muchas distracciones en las reuniones y conversaciones individuales en estos días: tu teléfono celular suena, llega un correo electrónico a tu computadora portátil o simplemente notas que la gente se mueve por la oficina. Pero permanecer presente y concentrado en la conversación es una parte vital de la escucha activa.

Realmente no puedes entender lo que alguien está diciendo a menos que le prestes toda la atención, y probablemente no se sienta cómodo abriéndose completamente a alguien que solo está a mitad de camino. En su lugar, practica concentrándote intensamente en las palabras y el lenguaje corporal de la otra persona. La práctica de la atención plena también puede ser útil para entrenar tu atención para que te concentres en una sola cosa a la vez.

 

2. No interrumpas

 

Suena simple, pero a muchas personas les resulta difícil hacerlo: escuchar bien significa no hablar con alguien ni interrumpirlo. Darle a la otra persona la oportunidad de expresar sus pensamientos completamente sin lanzarte a ofrecer los tuyos es una señal de respeto. Y puedes hacer que tu interlocutor se sienta más cómodo al expresarse, ya que sabe que tiene el espacio para hacerlo.

Interrumpir también es una señal de que has estado pensando en lo que vas a decir a continuación en lugar de simplemente asimilar lo que dice la otra persona. Eso es lo opuesto a la escucha activa, ya que no les prestas toda tu atención. Por supuesto, no es necesario que dejes que alguien continúe durante horas; puedes encontrar un punto natural para intervenir cortésmente o hacer una pregunta.

 

3. Observa las señales

 

La escucha activa no se trata solo de asimilar lo que alguien está diciendo. También se trata de darse cuenta de lo que no están diciendo, al menos no en voz alta. Eso significa prestar atención a las expresiones faciales y el lenguaje corporal de su interlocutor.

Prestar atención tanto a las señales verbales como a las no verbales, como cuando alguien pone su mandíbula con ira o se aleja físicamente de un tema, lo ayudará a desarrollar una comprensión más profunda de lo que está sintiendo y de cualquier cosa que quiera comunicar pero no está seguro de cómo. para abordarlo. Esto es especialmente importante cuando las señales sutiles indican que sus palabras no coinciden del todo con sus acciones; puede hacer algunas preguntas suaves y aclaratorias para llegar al fondo de lo que está sucediendo.

 

4. Empatiza

 

Escuchar activamente no siempre significa que debas estar de acuerdo con todo lo que dice tu interlocutor. Eso no es realista. Además, el objetivo de la escucha activa no siempre es llegar a un acuerdo sobre las declaraciones de hechos. Se trata de comprender el punto de vista de los demás, incluso si al final siguen en desacuerdo.

Aquí es donde la empatía es absolutamente fundamental. Haz un esfuerzo activo para ver las cosas desde la perspectiva de la otra persona en función de lo que te están diciendo: ¿de dónde viene su posición? También puede ayudarte a ser amable con alguien que tiene menos experiencia que tú en el tema que estás discutiendo, y esa empatía hará que se sienta más cómodo al ser abierto contigo.

 

5. Aclara cualquier duda

 

Si estás escuchando activamente a alguien a quien le cuesta entender, alguien que está visiblemente frustrado o alguien que tiene dificultades para articular sus puntos, puede ser útil aclarar lo que quieren decir.

Eso se puede hacer repitiendo los puntos clave de la conversación para que sepan que comprendes y luego puedes corregirlo si su impresión de lo que dijeron fue inexacta. Es importante no ponerse a la defensiva si no entendió; para eso es exactamente esta aclaración, para que ambos estén en la misma página.

 

El propósito de la escucha activa

 

Aprender a escuchar activamente a todos en tu lugar de trabajo, desde tus compañeros, colaboradores individuales y hasta los rangos ejecutivos, es una de las habilidades más valiosas que puedes desarrollar.

Se necesita tiempo y práctica cuidadosa para mejorar en la escucha activa, pero los beneficios en tu carrera y en tu vida personal valdrán la pena. Es solo una de las formas de mejorar tus habilidades de comunicación, sin importar en qué función del marketing te encuentres, que te hará avanzar más en tu carrera y también beneficiará a todos los que te rodean.

 

About author

Author
Clay Alvino