Reglas para hacer brainstorming en el departamento de marketing

reglas-para-hacer-brainstorming-en-el-departamento-de-marketing

¿Necesitas pensar en nuevas estrategias creativas? ¡Prueba con el brainstorming en el departamento de marketing!

Realizar estas sesiones de lluvias de ideas puede ser efectivo para encontrar una solución de forma creativa y participativa, sobre todo en esta área, en la que se produce el contenido para blogs, videos, publicaciones en redes sociales, emails, entre otros.

En este artículo te vamos a explicar cómo surge esta técnica, sus reglas y cómo puedes aplicarlo en el departamento de marketing.

¿Qué es el brainstorming?

Brainstorming significa en español lluvia de ideas. Es una herramienta que estimula la creación de nuevas ideas para resolver un problema concreto o pensar múltiples aspectos de un tema. 

Se puede realizar tanto individual como grupalmente. Aunque desde sus inicios surge como una técnica grupal. 

Fue una propuesta creada en 1941 por Alex Osborne, un publicista estadounidense, que señaló que las reuniones convencionales de negocio cohibía los procesos creativos de las personas. 

Para darle una solución a este problema, propuso algunas reglas que pudiesen darle a las personas la libertad mental y de acción para desencadena y revelar nuevas ideas.

Su objetivo es estimular creatividad de los participantes (capacidad de generar nuevas ideas a partir de asociaciones y procesos imaginativos). Veamos cuáles son esas reglas:

Reglas para realizar un brainstorming en el departamento de marketing

Conoce las reglas que debes seguir para realizar un brainstorming en el departamento de marketing:

Tener un objetivo o meta a alcanzar

Así como una investigación o plan estratégico puede perder su rumbo sin un objetivo, lo mismo sucede dentro de una sesión de brainstorming

Para que esta lluvia de ideas pueda arrojar productos útiles, se debe establecer una meta en común. 

Esta puede ser diagnosticar un problema persistente en el departamento de marketing, encontrar una solución a un problema, diseñar una estrategia de contenidos, buscar ideas para una campaña publicitaria, etc. 

Es importante establecer objetivo para que los miembros que están participando en la sesión no pierdan el enfoque y aporten ideas que no corresponden a lo que se quiere. Este objetivo puede crearse a partir de una pregunta a la que se le quiera encontrar respuesta.

Por ejemplo: 

Pregunta: ¿Por qué las visitas en los blogs están disminuyendo? 

Objetivo del brainstorming en el área de marketing digital: Determinar las causas de la caída de tráfico en blogs

Establecer un tiempo 

Un brainstorming no puede durar más de una hora porque se vuelve tedioso para sus participantes. Además, no generará el efecto que realmente se busca: estimular la creatividad. 

Todos los participantes deben estar al tanto de la duración total del brainstorming y evitar pasarse de ese tiempo establecido. 

El equipo debe ser multidisciplinario

Para que un brainstorming sea verdaderamente efectivo, y de él surjan ideas poderosas, sus participantes deben pertenecer a múltiples disciplinas o áreas de trabajo. 

En el caso del departamento de marketing digital, una sesión de brainstorming puede estar conformada por el community manager, el diseñador gráfico, el director de arte, la estratega de contenido, el analista SEO, etc. 

Los distintos ángulos y perspectivas que pueden aportar cada persona, según su trayectoria académica y laboral,  resulta muy valioso para el ejercicio. 

Escribir o grabar las sesiones

Todas las ideas que se generen en la sesión de brainstorming deben anotarse, o en su defecto, grabarse para futuras consultas y encuentros. 

Suele ocurrir que un brainstorming, pueden surgir de una sesión anterior, así que para aterrizar esas primeras ideas que ya se formaron, es importante escribir o grabar los aportes fundamentales de las sesiones.

Titular las ideas

Aquellas buenas ideas que surjan de la sesión deben titularse y presentarse como productos del brainstorming.  

Siguiendo con el ejemplo del tráfico web, una posible idea pudiese ser: las keywords no se están usando como deberían.  Por lo que dicha idea puede titularse como: mal uso de las keywords. 

Investigar previamente fuentes y referencias

Las sesiones de brainstorming y sus objetivos deben organizarse y plantearse con tiempo para que todas las personas que van a participar en él, puedan investigar previamente y llevar ideas que puedan sustentarse con estudios, casos de éxitos, estadísticas, etc. 

Lo idóneo es que cada idea tenga una justificación y exista una referencia para plantearla.

No se pueden criticar las ideas

Cuando el fundador del brainstorming Alex Osborne estableció las reglas de cómo debe elaborarse, el evitar críticas era una de las más importantes. 

Esto consiste en que ninguna idea debe ser juzgada o utilizada como ejemplo de burla dentro de la sesión. Todas las ideas son válidas. 

También, se recomienda que tu equipo se olvide del presupuesto o ataduras de cualquier tipo. A pesar de que algunas ideas puedan parecer imposibles, complementadas a otras ideas, puede transformarse en algo factible o servir como base para aportar nuevas ideas.

Las ideas no tienen dueños

El brainstorming cuando se hace grupalmente se traduce en  trabajo en equipo. Por ende, todas las ideas que surjan le pertenecen a todos y no a una persona en concreta. 

Los productos que se generen en cada sesión, corresponden a la misma y no a un miembro en particular. 

Una persona no puede apropiarse de esas ideas, ya que, son propiedad de la empresa, del departamento o forman parte de la estrategia a emplear.

Tiene que ser participativo

Una sesión de lluvia de ideas debe ser 100% participativa. Con esto nos referimos a que nadie se debe quedar sin hablar y todos tienen que aportar algo. 

Si están allí, seguramente es porque lo que piensan y hacen es muy importante para el desenvolvimiento de la actividad, por eso deben expresar lo que creen.

He aquí la importancia de que sea multidisciplinario (como ya lo mencionamos) y democrático, es decir, todos tienen la misma oportunidad de hablar y aportar algo.

Se deben asociar  ideas y construir nuevas

Entre los objetivos del brainstorming, destacan la asociación de ideas para  construir otras con mucho más poder y sentido. 

Por lo tanto, esta práctica debe estar presente durante toda la actividad y debe ejecutarse por los mismos miembros, es decir, deben ser ellos quienes se encargan de aportar o complementar nuevas ideas a partir de las que dijeron sus compañeros.

No pueden existir distracciones

Esta regla es muy importante. En una sesión de brainstorming no pueden haber personas revisando el correo electrónico o las redes sociales, respondiendo mensajes, atendiendo llamadas, etc. 

Durante el tiempo que se establezca la reunión, todas las personas deben estar concentradas en cumplir con el propósito. Las distracciones:

  • Retrasan el proceso.
  • Interrumpen la creatividad.

Generan malestar grupal

Contar con un moderador

A pesar de que el brainstorming es una técnica para estimular la creatividad y libertad de pensamiento, debe existir en la sesión un moderador que se encargue de liderar la sesión.

Para lograrlo, debe anotar las ideas en una pizarra y supervisar que todas las reglas que estamos mencionando se cumplan como: tiempos de intervención, el respeto hacia las ideas de los otros, la participación equitativa, etc.

En conclusión, para hacer una sesión de brainstorming en el departamento de marketing, se deben cumplir con todas estas reglas para que la técnica no pierda su efectividad y sea realmente provechosa. 

El uso de metodologías de trabajo facilitan los procesos y trazan el camino para su éxito. Por lo que dentro del brainstorming, esta serie de paso representan pilares fundamentales que deben emplearse para que los productos de la sesión sean asertivos.

About author

Author
K. Rosgaby Medina